Danny Lew

Artículos de mi interés, y espero que también de ustedes

Los derechos de autor en Internet

leave a comment »

Las aventuras de Hadopi

A pesar de la globalizacin, el mundo de los medios de cada pas sigue teniendo fuertes caractersticas propias, y cuando uno llega a un pas extranjero (aunque se lo frecuente con cierta regularidad), siempre lleva unos das acomodarse a los temas dominantes en las tapas de los diarios, en la radio, en la televisin; familiarizarse con las modalidades de poner nfasis en cierto tipo de noticias, con los estilos de interpelar al receptor, etctera.

A pesar de la globalizacin, el mundo de los medios de cada pas sigue teniendo fuertes caractersticas propias, y cuando uno llega a un pas extranjero (aunque se lo frecuente con cierta regularidad), siempre lleva unos das acomodarse a los temas dominantes en las tapas de los diarios, en la radio, en la televisin; familiarizarse con las modalidades de poner nfasis en cierto tipo de noticias, con los estilos de interpelar al receptor, etctera. Llegado a Pars hace poco ms de una semana, me llam la atencin un tema cuyo clmax ya ha pasado, pero que fue central en los medios franceses durante siete meses, agitando profundamente a la clase poltica y produciendo fuertes polmicas: Hadopi.

Hadopi es la sigla de: Haute Autorit pour la Diffusion des uvres et la Protection des droits sur Internet Alta autoridad para la difusin de las obras y la proteccin de los derechos en Internet. Hadopi acaba de ser promulgada como ley: despus de un perodo de advertencias, se penalizar a los internautas identificados como autores de descargas ilcitas de material sometido a derechos de autor, con penas que pueden ir hasta la suspensin del servicio de Internet, aunque la decisin final quedar en manos de un juez y no de un servicio administrativo, como era el propsito inicial.
El proyecto atraves innumerables episodios: varias idas y vueltas al Parlamento; el rechazo de su primera versin por el Consejo Constitucional (que es la Corte Suprema de Francia), debido a la inconstitucionalidad de varios de sus artculos; legisladores del oficialismo que se oponan al proyecto; conflicto en la oposicin entre quienes lo apoyaban y quienes no y, como se puede imaginar, una tormenta permanente en la Red se lleg a hablar de la telenovela de Hadopi. Aqu el tema central es el entretenimiento, el consumo de msica y video, pero la situacin tiene bastantes puntos en comn con la que se ha venido discutiendo, en las columnas de este diario, sobre el periodismo en Internet. En Rue 89, uno de los mejores sitios de periodismo electrnico de Francia, el bloguero Versac (Nicolas Vanbremeersch) ha explicado de una manera muy clara lo que est en juego: la cuestin de la creacin de valor, tema de mi columna de hace quince das. Durante mucho tiempo los valores culturales han sido valores privados: cuando compro el soporte (libro, disco, imgenes grabadas), el bien me pertenece. El valor cultural creado se transforma en valor econmico en el instante nico en que compro el soporte, que no es reproducible por quien lo ha comprado. Internet desmaterializa las creaciones culturales y les otorga dos propiedades: no rivales (si yo gozo del bien, eso no impide que otro lo haga) y no excluyentes (a priori, nadie est excluido del goce).Cuando un bien no es rival ni excluyente, se ha transformado en un bien pblico, dice Vanbremeersch, evocando el ejemplo de una ruta. Los bienes pblicos, dice Versac, se facturan indirectamente, porque nadie ha encontrado la manera de hacer pagar directamente un bien pblico accesible libremente a todos. Esta revolucin cuestiona todo el ecosistema de la creacin cultural y los fundamentos tradicionales del negocio del entretenimiento estn desapareciendo. Por ecosistema, insiste Vanbremeersch, no hay que pensar simplemente empleo o facturacin anual; de lo que se trata es de equilibrios, de la manera en que aparece y se concretiza la creacin de valor.

Hadopi es una ley contrarrevolucionaria y la defensa de los derechos de autor apenas un pretexto para defender, hasta cuando sea posible, un mercado destinado a desaparecer. El presidente de la comisin que prepar el proyecto de ley es el ex CEO de la Fnac, una de las principales cadenas francesas de venta de libros, discos y videos: flagrante conflicto de intereses. Y segn parece, antes de ser votada, Hadopi estaba ya superada tcnicamente: el P2P (peer to peer) est cayendo en desuso y los nuevos dispositivos de descarga de archivos que se estn generalizando son cifrados: imposible identificar al internauta y tampoco el contenido del archivo que se descarga. Para enfrentar estos nuevos procesos, habr que ejercitar la imaginacin. Me permito una cita del ltimo libro de Jacques Rancire, que acaba de aparecer y no tiene nada que ver con el tema: Una fuerte tensin. Mucho trabajo en perspectiva para quien no quiere morir idiota. Y tanto peor para la gente cansada.

*Profesor plenario Universidad de San Andrs.

Perfil.com

Anuncios

Written by Moderator

enero 19, 2010 a 5:47 pm

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: